Reflexionemos…

REFLEXIONEMOS EN TORNO A NUESTRA ORGANIZACIÓN COOADNEA:

Alguna comunicación y comentarios, no tan positivos de compañeros, me han generado varias reflexiones, tanto como asociado e integrante de la Junta de Vigilancia durante cerca de 8 años, además de haber integrado la Junta Directiva de ADNEA en varios períodos, antes de mi jubilación y retiro en agosto del 2002; las cuales me atrevo a compartir con mis apreciad@s lector@s, algunas de ellas incluso las he expresado en nuestras asambleas generales, en columnas varias o en la página web de nuestra cooperativa, veamos:
– COOADNEA consolida un trabajo grande de LOS NUCLEOS EDUCATIVOS, los que han marcado huella educativa durante 38 años.
– Los 12 años de nuestra Cooperativa no han estado exentos de las dificultades surgidas de la condición humano-dialéctica que poseemos más aún como Educadores. La diversidad de visiones, concepciones y/o aspiraciones de quienes voluntariamente quisimos asociarnos, pero que infortunadamente y en un buen porcentaje no nos hemos interesado en impregnarnos del sentido del COOPERATIVISMO y las responsabilidades, sentir solidario y demás elementos que ello implica: Unos con criterios más ambiciosos en lo económico, lo cual ha llevado incluso a algunas actuaciones con tintes de deslealtad y oportunismo; otros varios con un sentir más platónico-romántico, con énfasis en la integración, en lo lúdico como convivencias, paseos u otro tipo de acciones no tan lucrativas.

Tales diversidades se han reflejado en el accionar administrativo generando diversas reacciones ya conocidas: Apatía, críticas, retiros, etc; pero eso sí con exigencia de resultados económicos favorables a la gerencia y al Consejo de Administración. Sea el momento para llamar al compromiso a los compañeros asociados.

De lo que no dudo es de la honestidad de la administración actual y aquí discrepo de quienes la cuestionan, pues desde la junta de vigilancia puedo dar fe de ello. Que falta gestión, que no se compartan criterios o políticas administrativas, es otra cosa.

Finalmente quiero precisar que no soy un defensor de oficio de determinadas personas, situaciones o propuestas. Pido excusas por las molestias que pueda causar; pues pienso que la amistad y compañerismo generados en estos 38 años de labor conjunta en los Núcleos Educativos, gracias a Dios, están por encima de cualquier situación o propuesta.
Que Dios les pague y nos guíe a todos.

José Abelardo Aristizábal Giraldo.
Exdirector de Núcleo Educativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *